¿Qué es la homeopatía?

Algunos no habrán escuchado nunca esta palabra, otras quizás sí, pero, ¿sabemos realmente ¿qué es? La homeopatía es, posiblemente, la pseudomedicina que más de moda está en la actualidad. Podemos definirla como un proceso terapéutico para prevenir, aliviar o curar enfermedades a partir de medicamentos homeopáticos; estos medicamentos se seleccionan de forma individual para el enfermo en función de la ley de similitud, enunciada por el Dr. Samuel Hahnemann, fundador de la Homeopatía, a finales del siglo XVIII.

En el siguiente artículo vamos a abordar las principales dudas e incógnitas que se esconden detrás de este método terapéutico.

Definición

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa que se sustenta sobre dos principios dogmáticos promulgados por el doctor Samuel Hahneman hace ya más  de 200 años. El primer principio, afirma que una sustancia que provoca los mismos síntomas en el cuerpo que una enfermedad posee propiedades curativas de la misma. El segundo principio, por su parte, afirma que un principio activo es más eficaz cuanto más diluido esté en agua.

No hace falta ser científico para darse cuenta de que estos dos fundamentos o principios están totalmente alejados del método científico, por lo que la homeopatía es catalogada a día de hoy, como una pseudociencia.

¿Para qué sirve?

Los medicamentos homeopáticos se utilizan desde su creación, para tratar cualquier enfermedad ya sea aguda o crónica. Da igual el tipo de enfermedad, el tipo de paciente o la edad del mismo, los medicamentos se pueden utilizar tanto para tratamiento exclusivo como para complemento a otras terapias.

La homeopatía permite tratar tanto enfermedades agudas (gripe, tos, diarrea etc.) como crónicas (alergia, dermatitis, ansiedad etc.); además de infecciones de repetición (garganta, oídos, urinarias….), y cuidados paliativos (control de síntomas como dolor o estreñimiento).

Como pasa en cualquier medicamento, el objetivo siempre es ir más allá, y por ello la homeopatía, especialmente cuando se centra en enfermedades crónicas, intenta superar la curación del alivio de los síntomas que van apareciendo, y busca más ayudar al enfermo a restablecer su equilibrio natural.

¿Es eficaz?

Aquí comienza el debate. Está claro, que los defensores de la homeopatía no tiran piedras en su propio tejado, y establecen a ésta como una alternativa más a la cura de intentar prevenir o curar ciertas enfermedades. Los medicamentos homeopáticos tienen la ventaja de que no presentan contraindicaciones, ni efectos adversos relevantes relacionados con la toma del medicamento.

Depende de los casos, pero es cierto que estos medicamentos han surgido efecto en más de una ocasión, aunque hay que saber la diferencia entre eficacia y eficiencia, cuando se han utilizado solos, o junto a otros tratamientos. Desde aquí no recomendamos directamente la homeopatía, pero sí que informamos a cerca de ella, y está claro que la utilización de los tratamientos homeopáticos asociados a los convencionales, permite en muchos casos, bajo supervisión del especialista, reducir la medicación convencional y/o sus efectos secundarios.

Como cualquier medicamento, los medicamentos homeopáticos son de venta exclusiva en farmacias. 

Voces en contra

Por otro lado, se encuentran las personas que desconfían de la homeopatía y la ven como a una pseudociencia que solo intenta vender humo, ya que en muchos casos sus tratamientos no han servido para curar al enfermo.

Según los últimos datos publicados por la Unión Europea, un 29% de la población del viejo continente se encomienda a los tratamientos homeopáticos al experimentar una cierta sensación de bienestar. Los científicos y los médicos, critican este tipo de tratamientos ya que establecen que en muchos casos, la mejora del paciente se debe al efecto placebo y no al eficaz tratamiento de la homeopatía. En cualquier caso, la comunidad médica recomienda no hacer uso de un fármaco de dudosa eficacia, que puede poner en riesgo tu vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *